martes, 6 de noviembre de 2012

La lluvia no borra todos los recuerdos

Hoy, para variar, hemos tenido un día lluvioso, pero no frío. A mi, personalmente, los días de lluvia me producen pereza y solo tengo ganas de mirar las gotas en el cristal desde mi cama, pero hay que despertar e ir a clase. Como casi todos los días, la primera clase era Matemáticas. No se vosotros, pero yo entre la lluvia y que me cuesta un poco entender matemáticas he tenido que copiar prácticamente todo lo que ha explicado el maestro, porque mi cerebro no era capaz de retener apenas 2 palabras o una operación. Las demás horas eran Sociales y Lengua, dos de mis asignaturas favoritas así que no ha sido muy difícil concentrarme a pesar de que la lluvia no nos ha dado ni un respiro en toda la mañana. En el recreo ha sido un poco más débil y, aunque no ha parado del todo, nos ha permitido pasear un poco por el patio. Pero creo que lo peor que nos ha traído este martes tan lluvioso ha sido la hora de Educación Física, porque no hemos podido salir al patio. A pesar de todo, nos hemos divertido aprendiendo (algunos) a jugar a las damas. Como ya he dicho al comienzo, a mi la lluvia no me parece para nada un fastidio, me relaja y hace que el día que brille el sol esté más llena de energía. Antes de despedirme, quisiera compartir con todos vosotros un antiguo proverbio africano que he encontrado por internet y me ha encantado 
``La lluvia moja las manchas del leopardo pero no se las quita´´  ¡Espero que tengáis buena tarde!

1 comentario:

  1. Fantástica entrada, Elvira. Gracias por regalarnos ese proverbio.

    ResponderEliminar